‘S’ de Sensaciones, Sexting y Seguro

¿Alguna vez has mandado o recibido fotografías, vídeos o mensajes de contenido sexual? Esta práctica se llama Sexting, y a pesar de tener muchos riesgos, su público es bastante amplio. Ahora es más importante que nunca aprender a practicar cibersexo de la manera más segura posible. Si decides probarlo, aquí te dejamos algunos consejos para que no te lleves sustos innecesarios:

El intercambio no consentido. Puedes mandar fotografías subidas de tono a una persona para su disfrute privado, pero siempre existe la posibilidad de que reenvíen esas imágenes a otras personas sin tu consentimiento, que pierdan sus dispositivos y que otra persona acceda a sus datos, o que las visualicen acompañad@s de más personas. Una vez que salen de tu teléfono, son incontrolables.

• ¿Cómo evitarlo?:

  1. No realices esta práctica con personas desconocidas, muévete en un clima de con-fianza y buena comunicación que te haga sentir cómod@.
  2. Asegúrate de que tu cara no sea visible. Evita que se muestren detalles que delaten quién eres, como piercings, tatuajes o lunares llamativos. ¡Cuidado! Esto incluye el fondo, ya que hay objetos que pueden ser reconocibles. Debes prestar especial atención a los espejos. Puedes editarlas para que no se noten o utilizar ángulos de cámara estratégicos que cubran lo que no deseas enseñar.
  3. Lo mejor es que evites hablar en tus vídeos o audios... Puedes mandar gemidos, su-surros o monosílabos

• Recepción de imágenes sexuales no consentidas. También se da a la inversa, es decir, que te envíen nudes sin que los hayas solicitado. Es una situación violenta y, lamentablemente, bas-tante común.

• ¿Cómo evitarlo?:

Cuando empieces a hablar con alguien, deja claro desde el principio si quieres recibir o no contenido audiovisual subido de tono. Aunque esto no garantice al 100% que lo cumplan, pones las cartas sobre la mesa desde el comienzo para evitar confusiones o malentendidos más adelante.

Recuerda: Que una aplicación o plataforma esté dirigida al intercambio de contenido sexual o a conocer a otras personas, como Tinder o Grindr, no significa que puedas enviar fotos o mensajes eróticos sin el consentimiento de sus destinatari@s

Extorsión. Cuando otra persona tiene fotografías o vídeos íntimos tuyos, te conviertes en un blanco perfecto para el chantaje sexual o 'Sextorsión'.

• ¿Cómo evitarlo?: La ley está de tu parte. Toma acciones legales y denuncia. Puedes solicitar la retirada de tu imagen no autorizada de webs o redes sociales también. Pero la mejor forma de evitarlo es tomar precauciones.

  1. Sigue los pasos del punto anterior, y no utilices tu nombre y apellidos completo para que no asocien tu contenido con tu identidad más allá de la web. Esto no signi-fica que debas falsificarlos; por ejemplo si tu nombre es María Ramos González, puedes poner M.Ram o RGonM, así no te haces pasar por alguien distinto pero tampoco quedan claros tus datos reales.
  2. Borra tus datos de geolocalización, puedes hacerlo con apps como ObscuraCam o desde tu ordenador.

Consejo Sensaciones: No hace falta ponerte en peligro a través de internet para pasártelo bien. Si te interesa probar experiencias nuevas, puedes probar a ponerte creativ@ en el dormitorio utilizando juguetes o incluso juegos de mesa. Hay prácticas como el BDSM o Role Play que te ayudan a innovar y tener un subidón de adrenalina en la seguridad de tu casa. ¡Hay que protegerse siempre!

Compartir esta publicacion

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento